Entrevista Pellisa Ràfols a Pro-Digit@l

Entrevista Pellisa Ràfols a Pro-Digit@l

Desde finales de los años 50, fecha en que fue fundada, hasta la actualidad, esta empresa de Vilafranca del Penedès (Barcelona) ha estado en constante evolución. Pellisa Ràfols es el claro ejemplo de un negocio que procede del mundo de la pintura y de la planchistería tradicional de vehículos, que con el tiempo ha ido incorporando los servicios que requiere un automóvil desde el punto de vista de la comunicación visual, y que con los años ha ido sumando más servicios del mundo gráfico como cartelería, lonas, etc. Su estratégica situación entre las provincias de Barcelona y Tarragona, en pleno corazón de los viñedos del Penedés, hace que esta empresa tenga una gran área de influencia con un gran número de clientes. 

Joan Ràfols, uno de los dos responsables de la empresa, explica cómo fueron los inicios de esta empresa que fundó el abuelo de su socio, Francesc Pellisa: “Venimos del mundo de la pintura de vehículos, después empezamos a hacer chapa y más tarde incorporamos la rotulación a mano, lo que antes llamábamos la pintura publicitaria; después entramos en el mundo de la cartelería, metacrilatos, fachadas, luminosos... todo hecho a mano, no como ahora que todo se hace con un plotter”. 

Actualmente, ¿qué servicios ofrece Pellisa Ràfols? 

Nos dedicamos casi en un 80-90% a lo que es la rotulación luminosa, la señalización y la impresión digital, y todo lo que es la chapa y la pintura se ha ido quedando atrás. La gran ventaja es que, como venimos del mundo de la pintura de vehículos, podemos trabajar muy bien todo lo que son las estructuras. Un ejemplo: a la hora de pintar no damos a la estructura una simple capa con la brocha, sino que le hacemos una imprimación previa, un tratamiento antes de utilizar una pintura, que tiene que ser también de calidad. Lamento que el cliente a veces esto no lo valore, porque cuando ve el rótulo en la fachada no sabe si está pintado a mano, o con pistola o a golpe de brocha. Pero nosotros intentamos hacerlo siempre lo mejor posible y con materiales de primera calidad. 

¿Cómo se produce el salto al digital en la empresa? 

Incorporamos máquinas de impresión digital hace unos 12 años. En un principio, nosotros no teníamos esta intención… Nunca hubiéramos pensado que viniendo de donde veníamos, acabaríamos dedicándonos al mundo de la impresión, pero la petición del cliente es lo que manda. 

¿La valoración es positiva? 

Sí, y ahora hacemos mucho más de lo que hacíamos antes, ya que, gracias a la tecnología, trabajar también es mucho más sencillo. Y los precios también han variado. Recuerdo que vendimos la primera impresión digital a unas 25.000 – 30.000 pesetas el metro y ahora hay precios de unos 12 ó 13 euros el metro cuadrado… Cómo ha cambiado... Ha sido un salto increíble, igual que las máquinas, que valían muchísimo y ahora también han bajado de precio. Las máquinas son cada vez más precisas, tienen mayor resolución, más calidad, las tintas también, y cuestan menos. Es decir, tienen más prestaciones y se van abaratando. 

¿Qué tipo de plotters utiliza la empresa? 

Tenemos dos plotters solventes de 1,60 y de 2,5 m. Y hace tiempo que queremos incorporar alguna máquina de impresión directa sobre el soporte, pero tal y como está la situación, lo que tenemos que hacer es esperar y ver cómo se suceden las cosas. 

¿Qué tipo de materiales utilizan más? 

Lo que más hacemos es vinilo, lona también pero no tanto. Venimos del mundo de la rotulación, y todas las letras cortadas en plotter se hacían en vinilo impreso. No obstante, también trabajamos para gente del mundo de la fotografía, a quienes les sale mucho más a cuenta hacer una impresión digital en un papel fotográfico, que tendrá mucha más durabilidad en el exterior. Hacemos muchas ampliaciones para fotógrafos. Y también trabajamos para los pintores de viviendas, que también nos traen impresiones: antes se pintaba a mano un mural o una pared y ahora en un papel podemos reproducir un paisaje, una foto o la imagen que quiera el dueño del piso o local. 

¿Realizan muchas aplicaciones de este tipo? 

No, porque la gente lo desconoce. Pero a mí siempre me han gustado este tipo de aplicaciones. Y con la ventaja del digital la imagen que se ha colocado en la pared se puede ir variando tantas veces como se quiera y con un coste asumible. 

¿Cuál es el tipo de trabajo que más produce la empresa? 

Lo que más aplicamos son los letreros de obra, las vallas publicitarias y los vehículos. A nosotros nos gusta trabajar bien, por ejemplo hacemos la rotulación de vehículos con materiales de fundición que tengan una calidad y una garantía, con métodos que nos han enseñado las marcas, en un proceso laborioso... En cambio hay otras empresas que esto no lo tienen en cuenta y sus trabajos acaban siendo defectuosos. Pero es una pena que el cliente siempre se fije en el final, el precio, y no en la calidad del trabajo. 

Además de la impresión, también realizan el montaje… 

Sí claro, normalmente lo tienes que dar todo acabado, aunque sea un letrero pequeño. Los trabajos grandes, por supuesto que también. Tenemos taller para hacer metalistería, lo que supone que no tengamos que subcontratar servicios como sí tienen que hacer otros rotulistas. 

Destaca algún trabajo especial en todos estos años… 

Recuerdo que hice una valla publicitaria con una de las primeras máquinas de impresión que apareció, que tenía una boca de salida de 33 cm. La valla hacía 8 m x 4 m y la tuvimos que hacer en trozos de 33 cm. No sé cuántas bobinas de 50 metros gastamos... En aquel tiempo, o hacías esto o pintabas a mano… Y duró expuesta unos 4 años, y eso que no existían las tintas que ahora conocemos… 

¿Qué nuevas vías de negocio destaca la empresa? 

Ahora estamos muy concentrados en la introducción del led. La iluminación de neón parece que está muy en boga en muchos países, pero aquí en Europa todo lo que contenga mercurio se está retirando. El led tiene muchas más ventajas que el neón: menor consumo, fácil transporte, no se rompe y, además, a diferencia del neón que es alta tensión, solo tiene 12 voltios. Por todo ello, queremos utilizar leds para iluminar los rótulos e ir dejando el neón. 

¿Cuál es el perfil de cliente de Pellisa Ràfols? 

Nosotros recibimos muchos servicios vía subcontratación. Trabajamos para firmas bastante grandes y multinacionales, pero no lo hacemos directamente. Recibimos mucho trabajo de empresas de rotulación sobre todo de Barcelona y también de Tarragona, por nuestra situación en medio de estas dos provincias.


Quadrícula w+m: Disseny i programació web